• ¿Alguna vez te has preguntado por qué tu pasta no queda tan buena cómo la de un restaurante italiano?
  • ¿Por qué en Italia la pasta sabe mucho mejor que en España?
  • ¿Cuál es el secreto?
Italia: La cuna de la pasta.
Italia: La cuna de la pasta.

La respuesta a estas preguntas te la vamos a contar aquí y seguramente es mucho más sencilla de lo que podías imaginar.

Los secretos para cocinar una buena pasta parten de la base de que el protagonista del plato no ha de ser otro que la propia pasta. Sí que es importante que los ingredientes que lo acompañan sean de buena calidad, pero sin olvidar nunca que en un auténtico plato de pasta italiana, es ésta la auténtica estrella.

Pues bien, para que la pasta sea la verdadera protagonista, ha de tener SABOR. Hay que conseguir que, a la hora de cocinarla, adquiera la esencia del resto de elementos que la acompañan y que se cree una armonía que haga que el plato sea «un todo» y no pasta con cosas.

¿Cuál es el secreto para que la pasta adquiera todo el sabor y te quede como a un auténtico italiano?

En casa nos han enseñado que la pasta hay que escurrirla bien antes de añadirle la salsa. Probablemente te venga la imagen del escurridor de verduras en el fregadero con la pasta… Pero esto es un GRAVÍSIMO ERROR. Nunca hay que dejar que la pasta se seque antes de incorporar la salsa o el resto de ingredientes. ¿Por qué? Porque al quedar seca pierde su capacidad de absorción y los líquidos del resto de elementos del plato, como puede ser la salsa, no penetran en la pasta y simplemente hacen que se quede en la superficie.

La clave aquí, y esto es lo que hacen los italianos, está en añadir la pasta directamente de la olla de cocción a la sartén/bol con el resto de ingredientes. Olvídate del escurridor. Por ejemplo, en una amatriciana, echaríamos los espaguetis directamente a la sartén con la salsa.

Otro punto importante es añadir siempre un poco de agua de cocción a esta salsa o al resto de ingredientes del plato de pasta y remover bien. Esto hace, como comentábamos más arriba, que el plato tenga una homogeneidad y armonía y que se cree un conjunto con un sabor similar en todas sus partes. Del mismo modo, esto hace que la pasta, al estar húmeda, adquiera sabor, al mismo tiempo que, gracias al almidón del agua de cocción, se forme una salsa más espesa y deliciosa.

Como has visto, son cosas muy sencillas de hacer y que no conllevan nada de tiempo ni complicación. De modo que ya puedes hacerlo en casa en la próxima receta que prepares.

Si sigues estos pasos cuando cocines pasta, deja tu opinión más abajo y comenta si notas la diferencia. ¡Verás como ya haces la pasta como un auténtico italiano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.