Espaguetis a la amatriciana

Pasta a la amatriciana

Los espaguetis a la amatriciana son uno de los platos estrella de la gastronomía de Italia y sobre todo de la ciudad de Roma. Si bien cuenta la tradición que esta receta nació en la ciudad italiana de Amatrice, su fama mundial vino de la mano de los romanos, que hicieron el plato como suyo y lo sumaron a su rica lista de platos tradicionales.

Es un plato con muy pocos ingredientes pero que da un resultado espectacular y gusta a todo el mundo. La combinación del tomate con el guanciale (papada curada típica italiana usada en la carbonara) y la pimienta hace que la salsa coja un sabor INCREIBLE. Aquí os dejamos la receta:

Ingredientes para preparar espaguetis a la amatriciana

  • 200 gramos de espaguetis (también queda genial con otras pastas largas como linguine, fucilli o tagliatelle).
  • 50 gramos de guanciale o, en su defecto, panceta ibérica.
  • 200 gramos de tomate triturado.
  • 1 guindilla (opcional)
  • 1 cucharada de sal
  • 1 buena cucharada de pimienta
  • 50 gramos de queso rallado de oveja (si puede ser DOP Pecorino Romano).

Preparación paso a paso de los espaguetis a la amatriciana

Paso 1

Ponemos en una sartén a fuego medio el guanciale cortado en cuadraditos. No hay que añadir aceite. Dejamos que se vaya cocinando y que suelte sus jugos. Una vez se haya dorado y soltado su grasa, incorporamos el tomate triturado junto con una buena cucharada de pimienta y con una guindilla (esto último, recordamos, es opcional).

Paso 2

Dejamos cocinar la salsa durante unos 10-15 minutos. En este tiempo echamos en una olla con agua hirviendo y sal nuestros espaguetis.

Paso 3

Probamos la salsa para ver si es necesario añadir sal. Normalmente el guanciale es salado, por lo que es mejor sazonar después y ver si hace falta rectificar. Cuando la salsa esté prácticamente lista y la pasta esté casi al dente, incorporamos esta directamente a la sartén con la salsa con la ayuda de unas pinzas. Mezclamos bien y añadimos un par de cucharadas de agua de cocción para que ligue todo.

Paso 4

Una vez esté todo mezclado, retiramos del fuego y en la propia sartén incorporamos el queso rallado. Volvemos a mezclar todo para que se integren bien los sabores. Servimos en un plato hondo y rematamos con un poco más de queso rallado y de pimienta negra. ¡A DISFRUTAR!

Consejos para mejorar tu amatriciana

  • No escatimes en primienta. Es un plato en el que esta especia juega un papel fundamental, por lo que sé generoso y dale bien de pimienta recién molida.
  • Si quieres bordar la presentación, cuando estés cocinando el guanciale y ya esté dorado, retira unos cuantos daditos de la sartén y ponlos en un plato con papel de cocina. Estos trocitos quedarán crujientes y se añadirán al final en el momento de emplatar.

Como siempre, si la receta te ha gustado, ¡no dudes en COMPARTIRLA con tus amigos y en COMENTARNOS qué te ha parecido y cómo te ha quedado!

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.